Expansion


LA FARMACÉUTICA ESTADOUNIDENSE NOVUM PHARMA AUMENTA HASTA LOS 10.000 DÓLARES EL PRECIO DE SU POMADA PARA EL ACNÉ, CUYO EQUIVALENTE GENÉRICO APENAS ALCANZA LOS 30 DÓLARES, Y REABRE EL DEBATE SOBRE LA ESTRATEGIA DE PRECIOS MÁXIMOS QUE IMPERA EN LA INDUSTRIA.


Una farmacéutica de EEUU que fabrica cremas para afecciones como el acné o los eczemas ha subido el precio de dos de sus productos a casi 10.000 dólares el tubo, convirtiéndose en el último ejemplo de la estrategia de precios máximos que impera en el mercado sanitario.La semana pasada, la firma de Chicago Novum Pharma elevó un 128% el precio del tubo de 60 gramos de Aloquin, que se emplea para tratar enfermedades como eczemas y el acné. La pomada contiene dos ingredientes principales asequibles: yodoquinol, un antibiótico que previene el crecimiento de hongos, y polisacáridos derivados de la planta aloe vera. Ya hay disponible una crema similar de yodoquinol que cuesta menos de 30 dólares y, por menos dinero aún, se puede comprar un tubo de aloe vera .DescripciónEn la etiqueta se describe a la pomada como “posiblemente efectiva”, lo que significa que la Administración de Alimentos y Fármacos de EEUU (FDA, en sus siglas en inglés) ha encontrado muy pocas evidencias clínicas de que sea segura y eficaz.”Desde un punto de vista clínico, los médicos no recomendarán una pomada que la FDA haya catalogado como posiblemente efectiva, y menos aún si cuesta 10.000 dólares”, opina Michael Rea, consejero delegado de Rx Savings Solutions, que distribuye un software que reduce el coste de los medicamentos con prescripción.Novum también subió el precio de la crema cutánea Alcortin A y de la pomada Novacort, su tubo de 29 gramos que costaba 4.186 dólares. Ahora vale 7.142 dólares.El alto coste de los medicamentos se ha convertido en un tema central de la campaña electoral de EEUU. La candidata demócrata Hillary Clinton ha criticado a varias empresas, entre las que se incluyen Turing Pharmaceuticals y la canadiense Valeant.Hace poco, Mylan estuvo en el punto de mira por haber aumentado más de un 500% desde 2007 el precio de EpiPen (un autoinyector de epinefrina); en la actualidad, un paquete de dos unidades cuesta 600 dólares. Sólo este año la empresa ha incrementado su precio casi un 30%.Heather Bresch, la consejera delegada de Mylan, comparecía ayer para responder a preguntas sobre la subida de los precios en una sesión en el Congreso.La subida de los precios de Novum supera con diferencia a la de Mylan y, aún más a la de su rival Shkreli.En mayo de 2015, un tubo de Aloquin costaba 241,50 dólares, pero, cuando Primus Pharmaceuticals vendió su producto a Novum, su precio aumentó un 1.100% de la noche a la mañana. Desde mayo del año pasado, el precio ha aumentado en total casi un 3.900%.PrescripiciónLas cremas de Novum sólo se pueden adquirir por prescripción médica. Novum también ofrece cupones para que los clientes no paguen el resto del coste que no cubren los seguros médicos y los programas de seguridad social del Gobierno.La estrategia de adquirir un medicamento para después establecer un precio tan elevado ha generado tanta polémica que muchas empresas farmacéuticas han prometido que evitarán usar esta táctica.Novum es una empresa privada que no informa ni sobre sus ventas ni sobre sus beneficios. La empresa la fundó en 2015 “un grupo de inversores que creían que era necesario elaborar tratamientos innovadores y asequibles para todos los pacientes”, según declaró el portavoz de la compañía. La empresa declaró que invertiría todos los beneficios que se derivasen de la subida del precio en programas de la seguridad social que aseguren una asistencia médica para todos los pacientes.